fbpx

Estrategia Veracruz Porvenir

 

La estrategia VERACRUZ PORVENIR está diseñada para impactar los indicadores más relevantes del combate a la pobreza y así transformar la vida de las personas que más lo necesitan, a través de tres ejes:

  1. Primero, me comprometo a que las necesidades básicas de todas las personas estarán aseguradas, empezando por la más elemental: la alimentación. Solo así alcanzaremos el bienestar social.
  2. Segundo, invertiremos tanto como sea necesario para mejorar sustancialmente las condiciones de vivienda y acceso a servicios básicos de las familias veracruzanas.
  3. Tercero, apoyaremos el despegue de las y los veracruzanos que más nos necesitan, para que poco a poco lleguen a la autosuficiencia, a través del Impulso a la Economía Familiar.

Lo primero que tenemos que hacer, sin duda, es poner piso parejo para todos.

 

  1. Para lograrlo, empezaremos por atender la necesidad más básica: la alimentación.
    En el primer año de mi Gobierno, ampliaremos a 1 millón el número de familias beneficiadas por los apoyos alimentarios del programa Veracruz Comienza Contigo.
    Además, entre las familias de las comunidades con mayor rezago, fomentaremos la producción de traspatio para autoconsumo.
  2. En mi Gobierno, apoyaremos más que nunca a las mujeres. Vamos a duplicar el programa Veracruz Comienza con las Mujeres, pasando de 150 mil a 300 mil veracruzanas beneficiadas durante mi administración.
  3. Tengo claro que para tener un mejor futuro, la inversión más importante es cambiar el presente de nuestras niñas y niños.
    De acuerdo con la UNICEF, los niños que padecen desnutrición en los primeros años de su vida tienen probabilidades mucho menores de alcanzar un desarrollo pleno en el futuro.
    Actualmente, en Veracruz, 34 de cada 100 bebés menores de 6 meses reciben leche materna como único alimento; 13 de cada 100 niñas y niños menores de 5 años padecen desnutrición crónica y 22 de cada 100 padecen anemia.
    Durante los primeros años de vida, un ser humano construye las conexiones cerebrales necesarias para desarrollar su vida feliz y plenamente. Lo que un niño pierda en esta etapa no se puede recuperar jamás.
    Este es, sin duda, el mejor ejemplo de por qué necesitamos poner Piso Parejo para todos.
    En Veracruz nacen, en promedio, 328 niños todos los días.
    Por eso, desde el primer día de mi administración, crearé el programa 1,000 DÍAS, a través del cual acompañaremos con programas de nutrición, salud, protección, cuidado y estimulación temprana a todas las madres y padres de familia de escasos recursos.

 

  • En materia de nutrición, apoyaremos a las mujeres embarazadas con administración de ácido fólico y una sana alimentación durante el embarazo.
    Promoveremos la lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses y el establecimiento de lactarios en empresas y oficinas públicas.
    En los casos de desnutrición, se dotará a los padres de familia de suplementos nutricionales de última generación, para la pronta recuperación del niño.
  • En materia de salud, garantizaremos consultas prenatales y la asignación del hospital para el parto; habrá atención de emergencia obstétrica en TODOS los hospitales y servicios de salud.
    Invertiremos cuanto sea necesario para que los niños tengan acceso efectivo a los servicios de salud, asegurando la vacunación completa de los infantes y el tamiz neonatal ampliado.
  • Para la protección, cuidado y estimulación temprana, generaremos, a través de las Escuelas de Padres, las condiciones para propiciar una cultura a favor de la primera infancia, mediante la participación de la familia y la comunidad en el cuidado y la educación de los niños.
    Construiremos más centros comunitarios y mejoraremos los existentes, para promover en ellos el desarrollo de actividades culturales, deportivas y recreativas, así como el reforzamiento de los vínculos familiares y comunitarios que generan cohesión social.

Después de los primeros 1,000 días, seguiremos acompañando el desarrollo de nuestros niños, aumentando la cobertura de desayunos escolares en los municipios de más alta marginación de nuestro estado.

La pobreza es un problema multidimensional. Por eso, cubierta la necesidad básica de las personas (la alimentación) debemos trabajar para atacar, también, el rezago en materia de vivienda por carencia de calidad, espacios y/o servicios.

Para el desarrollo pleno y sano de las personas, es necesario que puedan vivir en un ambiente sano y lo más digno posible.

 

  • Aunque se ha hecho mucho en el Gobierno del cambio, en Veracruz aún hay 148 mil hogares con piso de tierra.
    Por eso, tal como lo hice en Boca del Río, mi compromiso es que, al finalizar mi Gobierno, no habrá absolutamente ninguna familia veracruzana que viva en una casa con piso de tierra.
    Al sustituir los pisos de tierra por pisos de concreto, mejoraremos significativamente la salud de las personas: reduciremos las enfermedades respiratorias y gastrointestinales; impactaremos positivamente en el desarrollo cognitivo de nuestras niñas y niños y transformaremos radicalmente la satisfacción y dignidad de la vivienda de todas esas familias.
    Así, le vamos a cambiar la vida a 600 mil personas; es decir, uno, de cada 14 veracruzanos.
    Pero no solo eso. Como Gobernador del estado, me comprometo a avanzar, también, en el rezago en techos, muros y el hacinamiento que aún existe en Veracruz.
  • No solo se trata de que las personas vivan en un hogar bien construido. También se trata de que tengan una mejor calidad de vida.
    Por eso, me comprometo a que, durante mi Administración, 350 mil personas más tendrán acceso a agua potable en hogares veracruzanos.
    También mejoraremos el acceso a los servicios básicos como drenaje y saneamiento, llevando a cabo la mayor inversión en la historia para rehabilitar el drenaje y las plantas de tratamiento de aguas residuales.
    También avanzaremos con la ampliación del tendido eléctrico. Y se buscará dotar de energía solar a las localidades de difícil acceso.

Para cerrar el ciclo de combate al rezago en Veracruz, debemos lograr que las familias que hoy más necesitan el apoyo del Gobierno, puedan salir adelante por sí mismas con el paso del tiempo…

Se trata de acompañar a las personas en la transformación de su futuro.

Para eso, vamos a crear el FONDO PORVENIR.

Será un fondo a través del cual el Gobierno del Estado, otorgará créditos a la palabra a los beneficiarios del programa Veracruz Comienza Contigo, particularmente a las mujeres.

A través de estos créditos, apoyaremos los sueños de las veracruzanas que quieran poner un negocio para salir adelante ellas y sacar adelante a sus familias.

Este fondo también respaldará a los miles de trabajadores del Estado, para que puedan acceder a créditos para la vivienda a tasas mínimas.

¿Cómo lo lograremos?